NOMBRE PROYECTO:
Sistema comunitario de agricultura familiar para la seguridad y soberanía alimentaria en contexto de vulnerabilidad socio ambiental

LUGAR: Argentina

LOCALIDAD: Comunidad Bañado de los Pantanos - Departamento Arauco - Provincia La Rioja

CATEGORÍA: Hambre cero (ODS 2), Alianzas para el desarrollo (ODS 17)

CONTRAPARTE LOCAL:

Asociación pequeños Productores Comineros de bañado de los Pantanos

OTROS ACTORES INVOLUCRADOS:

  • Instituto Nacional Tecnología Agropecuaria – INTA – Provincia de La Rioja.
  • Universidad Nacional La Rioja.
  • Municipalidad de Bañado de los Pantanos.
  • Provincia de La Rioja.
  • Consejo Federal de Inversiones.

OBJETIVO GENERAL:

Contribuir al desarrollo de la agricultura familiar para el mejoramiento y diversificación de la producción agroecologica aportando a la Seguridad y Soberanía Alimentaria.

OBJETIVOS ESPECÍFICO Y RESULTADOS ESPERADOS:

  • 120 familias campesinas mejoran e intercambian sus conocimientos y habilidades;
  • Se ha definido una Canasta Básica para la Alimentación Saludable
  • Implementado un Banco de Semilla Comunitario con anexo Huerta Comunitaria
  • Implementado un pozo de abastecimiento y distribución de agua para riego en la Huerta Comunitaria;
  • Implementado un Centro Comunitario de Acopio y conservación de alimentos;
  • Implementada una campaña de promoción y comercialización de alimentos saludable con sello “Producido por Agricultura Familiar”

SINTESIS INICIATIVA:

Según datos del 2010 del Instituto Nacional de Estadística de Argentina en la Provincia de La Rioja y en el departamento de Arauco en particular, se concentra la segunda área más pobre del país alcanzando para el sector campesino a un promedio mensual de 120 USD/hogar. La zona se caracteriza por monocultivo de comino, cuya calidad y rentabilidad aún reconocida a nivel nacional no logra generar una mejor condición socioeconómica para los pequeños productores. El área de intervención registra por efecto del cambio climático un apreciable indice de escasez hídrica, mostrando sólo en temporada de verano precipitaciones que en promedio para el 2017 alcanzaron a los 80mm (INTA). A pesar del trabajo de extensión y asistencia técnica que los servicios públicos realizan para las familias campesinas, y acorde a lo señalado por el socio local, la agricultura familiar no logra atender de forma estable y sostenible a sus propias necesidades económicas ni permite acceder a una dieta diversificada y saludable. Las problemáticas a enfrentar se relacionan con las Cadenas de Valor en Alimentación y Agricultura y con los factores de criticidad para el desarrollo de la agricultura campesina y en especifico con:

  • alto porcentaje de importación de alimentos básicos, estimado según datos del INTA en un 70% hasta un 100% en temporada seca de verano;
  • escasez hídrica y falta de infraestructuras para captación y riego;
  • dieta alimentaria insuficiente y pobre en nutrientes;
  • bajo ingreso por hogar;
  • progresivo abandono de las tierras y alto índice de migraciones interna.

La iniciativa se enmarca en la aplicación de la ley Nr. 27.118 “Reparación histórica de la agricultura familiar” y al decreto que otorga el sello “Producido por Agricultura Familiar”. Por sus características y vinculación con los ODS 2 y 17, este proyecto es la primera experiencia a realizar de toda Argentina, y para ello la Provincia de la Rioja ha declarado la iniciativa de interés público y para el desarrollo de la agricultura familiar.

La acción da pié a un proceso de innovación de la agricultura familiar implementando una red de intercambio y colaboración multiactores entre núcleos de familias campesinas, gobiernos locales, servicios públicos, academia y centros de estudios. Esta alianza aporta al desarrollo de las cadenas de valor para la alimentación y agricultura de alto valor agregado, respondiendo primeramente a la demanda de autoconsumo y poner base para un mercado local. Durante los 24 meses de duración la iniciativa que también apunta al empoderamiento del socio local, contribuirá a la puesta en marcha de una Factoría Comunitaria, generando un sistema territorial participativo según el principio ancestral del ayllu, para enfrentar la escasez hídrica e introducir cultivos diversificado de alto valor nutricional. La Factoría Comunitaria cuenta con una extensión de 50 hectáreas, donde gracias al Pozo Comunitario, el Banco de Semilla y el Centro de Acopio, las familias campesinas aportando con su cuota de trabajo, podrán satisfacer sus necesidades y planificar los excedentes para la puesta en marcha de un sistema de trueque y de un mercado local. Para ello se cuenta con planificar la producción agrícola respondiendo las necesidades de autoconsumo y limitar la competitividad entre los productores generando así un mercado comunitario local, a la fecha inexistente, reduciendo la dependencia de la importación de alimentos. La opción de identificar como socio local una asociación de productores, aportando también al desarrollo de su empoderamiento nos permite proyectar a largo plazo los impactos esperados, puesto que los beneficios logrados coinciden con la misión y estrategia de la institución socia. Por ende otro factor relevante a considerar para la sostenibilidad reside en la misma composición y fundamentación de la alianza multiactores, cuyos participantes desempeñan parte o la totalidad de su quehacer en materia de desarrollo agrícola.

ESTADO: En desarrollo